viernes, 25 de enero de 2013

Estudio cuestiona seriamente la utilidad de la quimioterapia


Un equipo de investigadores del estado de Washington se llevó recientemente una gran sorpresa cuando accidentalmente descubrió la verdad sobre la quimioterapia mortal mientras investigaba por qué las células del cáncer de próstata son tan difíciles de erradicar con el uso de métodos de tratamientos convencionales. 

Como resultado, la quimioterapia en realidad no es útil para tratar o curar el cáncer en absoluto, de acuerdo con las conclusiones del estudio, sino que fomenta el crecimiento y la propagación de las células cancerosas, haciéndolos mucho más difícil de erradicar una vez que la quimioterapia ya se ha iniciado. 

Esta investigación demuestra, de una vez por todas, el fraude total de la industria convencional del cáncer. No solo la quimioterapia, el método estándar de tratamiento de cáncer en la actualidad, es un fracaso total sino que en realidad es perjudicial para los pacientes con cáncer.

La investigación fue publicada en la revista Nature Medicine y los hallazgos, que están siendo ignorados por la comunidad científica dominante, resalte con todo detalle cómo la quimioterapia hace que las células sanas liberen una proteína que realmente alimenta a las células cancerosas y las hace crecer y proliferar. Según el estudio, la quimioterapia induce a las células sanas de liberación WNT16B, una proteína que ayuda a promover la supervivencia y el crecimiento de las células cancerosas. La quimioterapia también definitivamente daña el ADN de las células sanas, un perjuicio a largo plazo que persiste mucho después de tratamiento de quimioterapia se detuvo. Esta acción combinada de la destrucción de las células sanas y células cancerosas, lo cual técnicamente hace que la quimioterapia, es más bien un protocolo que causa cáncer que un protocolo de tratamiento del cáncer; esto por definición es un hecho que no debería llamar la atención de nadie personalmente familiarizado con tener o conocer a alguien que padece la enfermedad. Cuando "WNT16B se secreta, interactúa con las células tumorales cercanas y les enseñarán a crecer, invadir, y lo más importante, se resisten a la terapia posterior", explicó el coautor del estudio Peter Nelson del Fred Hutchinson Cancer Research Center en Seattle, Washington, acerca de los resultados, que él denominó "completamente inesperado". "Nuestros resultados indican que las respuestas de los daños en las células benignas... puede contribuir directamente a la mejora de la cinética de crecimiento del tumor", agregó el equipo entero sobre lo que observaron.

Evitar la quimioterapia mejora los resultados de salud, sugiere la investigación

Lo que esto significa, para todos los intentos y propósitos, es que todo el proceso de la quimioterapia es completamente inútil, y en realidad es muy perjudicial para los pacientes de cáncer. En cualquier persona que busca una cura real es necesario evitar la quimioterapia y buscar una ruta alternativa. Esto puede incluir la investigación de tratamientos alternativos como la Terapia Gerson (http://www.naturalnews.com/Gerson.html), o la evaluación de los alimentos anticancerígenos y nutrientes como el bicarbonato de sodio, la cúrcuma, altas dosis de vitamina C y vitamina D. "Todo lo que estamos haciendo es manipular a los tumores sin darnos cuenta que esto puede hacer algo para aumentar el número de tumores metastásicos, que es lo que mata a los pacientes al final del día", admitió el doctor Raghu Kalluri, autor de un estudio similar publicado el año pasado en la revista Cancer Cell. Este estudio en particular se ha encontrado que los medicamentos contra el cáncer, que normalmente se empujaron junto con la quimioterapia, causan tumores de metástasis

Recomendamos la ponencia magistral del Dr. Alberto Martí Bosch, "Cómo afrontar el cáncer de manera holística"http://www.poreldespertar.net/2012/11/como-afrontar-el-cancer-de-forma.html

Fuentes: 

Artículo original en inglés:



Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

lunes, 21 de enero de 2013

El sembrador de dátiles


La solidaridad es como la amistad: consiste en dar sin esperar recibir nada a cambio. Una experiencia solidaria no puede ser más grata, consista en lo que consista.

En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto, se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, a un costado de algunas palmeras datileras. Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis a abrevar sus camellos y vio a Eliahu transpirando, mientras parecía cavar en la arena.

- Que tal anciano? La paz sea contigo.

- Contigo (contestó Eliahu) sin dejar su tarea.

- ¿Qué haces aquí, con esta temperatura, y esa pala en las manos?

- Siembro (contestó el viejo)

- Qué siembras aquí, Eliahu?

- Dátiles (respondió Eliahu) mientras señalaba a su alrededor el palmar.

- ¡Dátiles! (repitió el recién llegado) y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez.

- El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.

- No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos...

- Dime, amigo: ¿cuántos años tienes?

- No sé... sesenta, setenta, ochenta, no sé.. lo he olvidado... pero eso, ¿qué importa?

- Mira, amigo, las Palmeras tardan más de cincuenta años en crecer y recién después de ser palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no estoy deseándote el mal y lo sabes, ojalá vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente puedas llegar a cosechar algo de lo que hoy siembras. Deja eso y ven conmigo.

- Mira, Hakim, yo comí los dátiles que otro sembró, otro que tampoco soñó con probar esos dátiles. Yo siembro hoy, para que otros puedan comer mañana los dátiles que hoy planto... y aunque solo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.

- Me has dado una gran lección, Eliahu, déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me diste y diciendo esto, Hakim le puso en la mano al viejo una bolsa de cuero.

- Te agradezco tus monedas, amigo. Ya ves, a veces pasa esto: tu me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembrara. Parecía cierto y sin embargo, mira, todavía no termino de sembrar y ya coseché una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.

- Tu sabiduría me asombra, anciano. Esta es la segunda gran lección que me das hoy y es quizás más importante que la primera. Déjame pues que pague también esta lección con otra bolsa de monedas.

- Y a veces pasa esto, siguió el anciano y extendió la mano mirando las dos bolsas de monedas: sembré para no cosechar y antes de terminar de sembrar ya coseché no solo una, sino dos veces.

- Ya basta, viejo, no sigas hablando. Si sigues enseñándome cosas tengo miedo de que no me alcance toda mi fortuna para pagarte...

Tomado de www.enbuenasmanos.com que son una fuente permanente de inspiración.


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

sábado, 19 de enero de 2013

ACTIVADO, el despertar de las semillas


Decíamos que las semillas representan la merienda ideal, el alimento más práctico para viajes o excursiones, y un valioso complemento de las comidas principales. Son fáciles de transportar y consumir, no necesitan cocción, y al ser fuente completa de nutrientes, generan rápida saciedad. Pero es importante tomar ciertos recaudos, previo a su consumo, a fin de aprovechar correctamente todo su potencial y no generar daños.

Si bien es conocido el consumo de semillas, no siempre se lo practica del mejor modo. Es el caso del maní tostado y frito, tal vez la semilla de consumo más popular, aunque lamentablemente en su forma menos aconsejable. De allí su imagen de semilla “pesada” e “indigesta”.

Pese al hábito popular de consumir las semillas a modo de snack y en función a su textura crocante, en el marco de una nutrición viva representan un alimento básico y sustancial al garantizar el principal aporte lipídico y proteico. De allí la necesidad de cuidar su buen procesamiento y su eficaz metabolización.

Ya vimos la conveniencia de utilizar siempre semillas crudas, sin tostar, a fin de resguardar su plena vitalidad. Del mismo modo, es siempre conveniente lavar y activar las semillas, previo a su consumo. De ese modo lograremos máxima seguridad y eficiencia metabólica en su asimilación.

Cuando consumimos semillas con cáscara y nosotros hacemos el pelado, podemos pasar directamente al activado. Dadas las condiciones de procesamiento y almacenamiento, al consumir semillas peladas, es primordial realizar un lavado previo a fin de evitar impurezas. Teniendo en cuenta su riqueza nutricional, las semillas peladas pueden desarrollar en su almacenaje el crecimiento de hongos y micotoxinas. De allí la importancia del ambiente fresco y el envasado al vacío en la conservación.
Las micotoxinas son metabolitos producidos por mohos presentes en alimentos almacenados y sobre todo en granos. Estos hongos incluyen especies de Aspergillus, Alternaria, Fusarium, Claviceps y otros hongos endofíticos que son potencialmente productores de micotoxinas (aflatoxinas, tricotecenos, zearalenona, patulina, fumonisinas, moniliformina, ácido tenuazónico, alternariol, alcaloides del ergot, etc).

La toxicidad crónica de muchas micotoxinas (aflatoxinas, ocratoxinas, fumonisinas o zearalenona, entre otras), suele suscitar mayor preocupación que la toxicidad aguda. Algunas de las micotoxinas evaluadas hasta la fecha (sobre todo las aflatoxinas) se han clasificado como carcinógenos muy poderosos, sobre todo a nivel hepático.

En este sentido y a fin de evitar riesgos, conviene perder 20 minutos y lavar las semillas, sumergiéndolas en un cuenco con agua limpia, a la cual agregaremos un par de cucharadas de agua oxigenada (usar al menos la de 10 vol. que se consigue en farmacias) por litro. Al cabo de ese tiempo, la evidencia sobre la presencia de hongos es una capa espumosa y con residuos en superficie. Acto seguido, tras enjuagar con abundante agua, las semillas quedan listas para su posterior activación.
EL PROCESO DE ACTIVACION

Esta sencilla técnica consiste en “despertar” la semilla de su estado de latencia (soaking en inglés). Es un procedimiento muy común en horticultura, a fin de acelerar el desarrollo de la siembra, y solo requiere varias horas de remojo en agua. En este período, la semilla absorbe agua y pone en marcha procesos (cascadas enzimáticas) que: inactivan antinutrientes (como el ácido fítico), predigieren nutrientes (desdoblamientos) e incrementan su contenido nutricio (síntesis vitamínica y enzimática). Además así eliminaremos eventuales restos de hongos y micotoxinas que hayan resistido el lavado previo.

La activación de las semillas comestibles resulta siempre aconsejable,
previo a cualquier forma de consumo que hagamos. 

Conviene activar las semillas que directamente consumiremos sin germinar (nueces, almendras, cajú, maní), las semillas que luego germinaremos (alfalfa, quínoa, lentejas, girasol), las semillas que usaremos para cultivar hojas (trigo, avena, centeno, cebada) y las semillas que luego procesaremos como cremas o quesos (cajú, maní, girasol, sésamo).

Para activar semillas, solo necesitamos un frasco de vidrio limpio; el plástico no es aconsejado por higiene (estructura porosa) y porque pueden migrar compuestos al agua. Recordar previamente realizar un adecuado lavado de las semillas, remojándolas 20 minutos en agua limpia a la cual adicionamos un par de cucharadas de agua oxigenada por litro. Luego de ese período, enjuagar bien las semillas.

El procedimiento de activado consiste en llenar el frasco hasta la mitad con semillas seleccionadas y enjuagadas, completando el contenido con agua de buena calidad. Al concluir el proceso, eliminar el agua de remojo (excelente para regar las plantas) y enjuagar las semillas con agua limpia.

Como hemos visto, conviene exceptuar de este proceso previo, al lino y la chía para consumo directo, a fin de evitar la pérdida de sus saludables mucílagos. En realidad el mejor equilibrio sería moler las semillas, remojarlas unas horas y luego consumir estas semillas (molidas y activadas), sin descartar el líquido utilizado.

Si las semillas se consumirán directamente, se puede: usarlas de inmediato, conservarlas un par de días en la heladera o deshidratarlas para que vuelvan a estar crocantes y se preserven por más tiempo. Caso contrario, se continúa el proceso, con las técnicas de brotado o cultivo que veremos luego.

En cuanto al tiempo de activación, en general se habla de 12 horas, aunque hay excepciones., como puede verse en la tabla adjunta. Allí se indica la temperatura del agua de activación, el tiempo (horas) de activación necesario para consumirlas directamente (comerlas o licuarlas) y el tiempo (horas) de activación necesario como remojo para proseguir luego con la germinación.



Es también recomendable usar el proceso de activación en frutas, hortalizas y algas marinas deshidratadas; basta sumergirlas, previo enjuague, durante media ó una hora en agua tibia. Dado que no hay antinutrientes en el proceso, esta agua puede consumirse o utilizarse en otras preparaciones.

Extraído del libro “Alimento y Vitalidad”
de Néstor Palmetti / www.espaciodepurativo.com.ar



Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

viernes, 18 de enero de 2013

TRIGO, ese veneno cotidiano




CARDIOLOGO AMERICANO
TAMBIEN ADVIERTE SOBRE EL TRIGO


Recientemente el Dr. William Davis, prestigioso médico cardiólogo estadounidense, publicó un libro que enseguida se ubicó entre los más vendidos en el ranking del New York Times. El título, traducible como “Panza de trigo”, alerta sobre la problemática del masificado consumo globalizado de este popular cereal. Obviamente la industria alimentaria lanzó campañas para desacreditar la sólida argumentación del Dr. Davis, quién desafió para un debate televisivo, a lo cual no ha tenido respuesta. Abajo reproducimos un texto del periódico español El Confidencial sobre el tema y también el link para quién desee acceder al libro en pdf y al blog del Dr. Davis.

ENGORDA MUCHO Y AUMENTA Y LOS NIVELES DE AZÚCAR EN SANGRE

EL TRIGO, ESE “VENENO COTIDIANO”
QUE ARRUINA NUESTRA SALUD

Hace unos años, el prestigioso cardiólogo norteamericano William Davis comenzó a sospechar de los perjuicios para la salud que provocaba el consumo de trigo y sus derivados. Entonces, comenzó a recomendar a aquellos pacientes que no notaban mejorías tras someterse a sus respectivos tratamientos farmacológicos, que suprimiesen este alimento de sus dietas.

Los resultados obtenidos sorprendieron al propio Davis: “El 70% de los pacientes experimentaron unos beneficios que ni yo mismo me imaginaba, más allá de una considerable pérdida de peso. En tan solo tres meses sus niveles de azúcar en sangre se redujeron notablemente, incluyendo muchos casos de diabéticos o prediabéticos que dejaron de serlo. Asimismo resultó que aliviaron otras de sus dolencias, como la artritis, la psoriasis, la sinusitis crónica o la irritación intestinal”, asegura el cardiólogo.

Tras analizar con sus colegas las historias clínicas de los cientos de pacientes sometidos a este simple tratamiento dietético, Davis publicó un polémico ensayo, titulado “Wheat Belly: Lose the Wheat, Lose the Weight, and Find your Path Back to Health”, en el que apoya sus conclusiones con una serie de estudios sobre los negativos efectos del trigo genéticamente modificado, en la salud de los humanos.

La publicación ha levando una fuerte expectación entre el público, teniendo en cuenta de que se trata de un ensayo científico, y solo dos semanas después de su salida a la venta Wheat Belly se coló en la lista los libros más vendidos que elabora el diario New York Times.

Las rotundas tesis de Davis, en las que se relata mediante casos particulares los perniciosos efectos para la salud del consumo “del trigo moderno”, han obligado a los lobistas de la industria alimentaria a mover ficha. La Grain Food Fundation ha lanzado una campaña para desacreditar los argumentos del cardiólogo norteamericano, mientras que este les ha devuelto la pelota retándolos a un debate televisivo, aunque todavía no ha obtenido ninguna respuesta al respecto.

PARA ESTAR SANO HAY QUE COMER SANO.

En Wheat Belly Davis establece una relación directa entre el aumento del número de diabéticos y el consumo de cereales sometidos a modificaciones genéticas: “Dos rebanadas de pan integral aumentan más los niveles de azúcar en sangre que dos tortas debido al alto índice glucémico del trigo que se cultiva hoy en día. De este modo, estamos desarrollando una peligrosa resistencia a la insulina y, por ende, la diabetes está adquiriendo características de pandemia”.

Según los cálculos de la OMS y otros organismos oficiales, en las próximas décadas el número de diabéticos rozará los 350 millones de personas en todo el mundo.

Una de las mayores satisfacciones de las que hace gala Davis desde la implantación de este tratamiento estrella en su consulta de cardiología es que “los únicos ataques al corazón que veo ahora los sufren pacientes nuevos que no conocían la dieta”.

Así, asegura que todas las personas con problemas cardíacos a las que trata “han dejado de sufrir ataques”, después de eliminar el trigo de sus dietas, limitar el consumo de carbohidratos, aumentar la ingesta de vitamina D y compaginar con suplementos de yodo.

El extenso recorrido de Davis por las historias clínicas de sus pacientes intenta demostrar que no hay mal que se resista a su tratamiento. “Sobre todo, las patologías modernas más en boga, como la diabetes o el colesterol”, añade.

Una cura milagrosa para casi todo tipo de enfermedades que hace desconfiar a buena parte de la comunidad médica. Sus reacciones han sido de recelo al señalar la falta de evidencias científicas en el libro. Unas acusaciones a las que Davis ha respondido exponiendo su propio caso. “Mis niveles de colesterol en sangre antes de dejar de consumir trigo eran bajos (27 mg/dl), los triglicéridos eran muy altos (350 mg/dl), los niveles de azúcar en sangre rozaban la franja de la diabetes (161 mg/dl) y mi presión arterial era también alta. Todo esto, unido a mi sobrepeso, con una gran acumulación de grasa alrededor de la cintura. Sin embargo, cuando dejé de comer trigo experimenté una rápida reducción de peso, los valores de colesterol se elevaron a 63 mg/dl, los triglicéridos se redujeron a 50 mg/dl, el azúcar en sangre se estabilizó en 84 mg/dl y la presión arterial se situó en una franja normal. Todo ello sin tomar ni un solo fármaco. En otras palabras, todo cambió para bien”.

“EL AGRONEGOCIO ARRUINA NUESTRA SALUD”

La cruzada en solitario de Davis contra este alimento hace hincapié en que “el auge de patologías comunes anteriormente estabilizadas se debe al consumo de trigo”, al que se refiere a lo largo de su libro como el “veneno perfecto”.

Para el cardiólogo, el valor nutricional de los cereales siempre estuvo sobredimensionado, pero fue a raíz de los avances genéticos iniciados en la década de los 60 cuando “se convirtieron en perjudiciales para la salud”. Según defiende este, ahora contienen una nueva proteína llamada gliadina que actúa como un opiáceo.

Esta estimularía el apetito, dice, hasta el punto de que “nos hace consumir una media diaria de 440 calorías, por lo que si sumas esta cantidad a los 365 días que tiene un año, el sobrepeso será inevitable”.

Pese a sus convicciones, el cardiólogo se muestra pesimista sobre la posibilidad de establecer algún tipo de limitación a la producción industrial del grano. “Económicamente no sería factible porque el trigo tradicional produce menos kilos por hectárea que el transgénico”. Sin embargo, apela a la concienciación de los consumidores para reducir su consumo.

Para animar a dar este paso, Davis sugiere comer “alimentos de verdad”, como frutas, carnes, pescados y verduras. Es decir, “los menos susceptibles a sufrir modificaciones genéticas para engordar el agronegocio”, pues dice que el 90% del trigo ya es transgénico y que en pocos años supondrá el 100% de las cosechas.

En Wheat Belly, el médico no deja títere con cabeza al criticar también las lógicas que mueven a los nutricionistas y a los defensores de los alimentos ecológicos. “Todo lo que se propone es reemplazar la comida basura por otra menos mala. Esto es como si fumo cigarrillos sin filtro y me paso a otros que sí los tengan porque se consume menos nicotina. Un error porque no dejamos de hacer daño a nuestra salud, simplemente aminoramos parcialmente sus efectos. Lo que yo propongo es modificar radicalmente los hábitos alimenticios dejando de comer este tipo de productos y ya veremos cómo en un corto periodo de tiempo nuestra salud experimenta un beneficioso cambio”.

Fuente: www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/11/23/el-trigo-ese-ldquoveneno-cotidianordquo-que-arruina-nuestra-salud-109761/

El sitio del Dr. Davis es www.wheatbellyblog.com

Nuestra gratitud a Néstor Palmetti por la difusión de estos temas de interés esencial para la salud; mucha más información en www.espaciodepurativo.com.ar 


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

martes, 15 de enero de 2013

¿Qué es Permacultura y cómo aplicarla?


El concepto de Permacultura fue creado en Australia en los años 70, por Bill Mollison y David Holmgreen, en un principio estuvo muy orientada al Perma-Cultivo ya que la misma planteaba métodos alternativos al modelo de producción alimenticia dominante, hoy en día y gracias a muchos aportes de permacultores alrededor del mundo y de la evolución que esta tuvo de parte de sus creadores ni bien la dieron a conocer, podemos definirla como “Un sistema de diseño el cual aplica éticas y principios ecológicos en la planeación, diseño, desarrollo, mantenimiento, organización y la preservación de espacios aptos para sostener la vida en el presente y futuro.”, es importante destacar que existen muchas definiciones de la Permacultura ya que es adaptable a distintas culturas y cosmovisiones.

La Permacultura tiene tres éticas fundamentales, “Cuidado de la Tierra”, “Cuidado de la Personas” y “Poner límites a la población y el consumo”, esta última ética apunta a detener el crecimiento insostenible de los ecosistemas humanos, con el fin de que los recursos no se agoten rápidamente como está ocurriendo hoy en día a escala mundial, también se interpreta como “Compartir los recursos con equidad”.

Luego tenemos los principios, en este caso compartimos los de Bill Mollison, los mismos se dividen en categorías, quizás los más llamativos sean los “Principios de Actitud” estos últimos pueden ser utilizados desde el momento que nos enteramos de la existencia de la Permacultura y son por ejemplo, “El problema es la solución”, “El desperdicio es una ilusión”, “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”, “Ir con la naturaleza y no en su contra”, “Empieza pequeño” como para nombrar algunos, luego tenemos principios de diseño como, “Elementos multifuncionales”, “Planificar por zonas y sectores”, “Ubicación relativa de los elementos”, y por ultimo tenemos los principios ecológicos, algunos de ellos son, “Aumentar el borde” “Acelerar la sucesión y la evolución”, “Recursos biológicos” entre varios más.Los campos de acción de la permacultura son muy amplios, ya que al ser un sistema de diseño, tiene la capacidad de ser trabajada desde el individuo y hasta lograr diseños de sociedad enteras y que las mismas puedan perdurar en el tiempo, sin dañar sus ecosistemas, al mismo tiempo que logran grandes beneficios socioeconómicos, los campos de acción por definición son los siguientes, “Construcción”, “Herramientas y tecnología”, “Educación y cultura”, “Bienestar físico y espiritual”, “Economía y finanzas”, “Tenencia de la tierra y gobierno comunitario” y “Manejo de la tierra y la naturaleza”.

La permacultura busca convertir desiertos creados por el hombre (en varios sentidos) en vergeles, para esto utiliza sus palancas de diseño y busca integrar y rescatar las tecnologías antiguas y apropiadas y vincularlas con las más recientemente descubiertas, existen casos exitosos de países donde fue aceptada logrando exactamente lo que predijo, uno de los casos más recientes es Jordania, donde está siendo aplicada para reverdecer los desiertos antes mencionados con resultados más que sobresalientes, también fue la herramienta de diseño que eligió Cuba para sobrevivir luego de la disolución de la Unión Soviética y el bloqueo impuesto por los EEUU, en aquel entonces Cuba tenía un consumo de petróleo muy superior incluso al de EEUU, y cuando hablamos de petróleo no solo decimos un problema de desabastecimiento de combustibles para el parque automotor y generación eléctrica, sino que también afecta al sistema de producción de alimentos dominante, el cual depende exclusivamente del consumo de ese hidrocarburo para funcionar (Fertilizantes, herbicidas, transporte, refrigeración, siembra, cosecha, etc.), para definirlo de una manera sencilla, mientras Cuba exportaba Médicos al mundo, esta Importaba Permacultores de Australia para afrontar la crisis, imaginen que en dos semanas se acaba el Petróleo en este País… así fue la vida de Cuba a principios de los 90, sin embargo pudieron sostener a su población y al margen de temas y conflictos políticos la herramienta elegida fue la Permacultura.

Para aplicarla no es necesario tener grandes extensiones de terreno, solo hace falta desear hacerlo, practicarla, estudiarla y lo más importante es Observar, esta herramienta se basa en la observación de patrones naturales y como los seres humanos somos naturaleza, podemos observarnos y aplicar los principios en nosotros mismo y en nuestra vida individual y social cotidiana, y en caso de contar con la posibilidad de tener un espacio para practicarla a mayor escala podemos afirmar que el límite es el cielo! Estos espacios pueden darse en zonas urbanas y campestres, lo importante es la intensión de lograr cambios positivos en nosotros para empezar y en la sociedad.

Desde “El camino de la Permacultura” proponemos una Permacultura en todos los niveles, acercando otros estilos de vida a muchos seres que actualmente están viviendo una desconexión muy grande con su propio ser y entorno, esta herramienta nos ayuda a enfocarnos, a vivir planamente, a valorizar la vida en todas sus formas, a religar con nuestra naturaleza, y lograr no solo la sostenibilidad de esta civilización, sino que también la regeneración y la restauración de toda la vida en este planeta, que hasta el momento es el más extraño jamás descubierto en todas las galaxias conocidas, ya que no solo tiene vida, sino que también existen seres capaces de cuidar a toda la vida que el sostiene, esos seres somos nosotros, los seres humanos.

Martín Santiago Schmull



Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

Las cuatro velas


Cuatro  Velas se  estaban consumiendo lentamente

El ambiente estaba tan silencioso que se podía oír el diálogo entre ellas.

La primera dijo:

-¡Yo Soy la Paz! A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida. Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.

La segunda dijo:

-¡Yo me llamo Fe! Infelizmente soy superflua para las personas, porque ellas no quieren saber de Dios, por eso no tiene sentido continuar quemándome. Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó.

En voz baja y triste la tercera vela se manifestó:

¡Yo Soy el Amor!    No tengo mas fuerzas que quemar. Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquéllos que están a su alrededor.
Y también se apagó.

De repente entró una niña y vio las tres velas apagadas.
-¿Qué es esto?  Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final.

Entonces la cuarta vela, habló:
-No tengas miedo, niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas.

Entonces la niña tomó la vela de la Esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.

¡Que la vela de la Esperanza nunca se apague dentro de nosotros!



Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: