lunes, 28 de octubre de 2013

Dulce Miseria, un mundo envenenado

Esto es muy triste. Es obvio que la codicia humana ha demostrado ser el arma de destrucción masiva más horrenda que existe.

Y que la guerra química está en nuestro plato.

Si aprecia su salud, vea y difunda este video.



¡Universos de Bendiciones para que vivas cada día mejor!
Pablo de la Iglesia


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: