miércoles, 18 de septiembre de 2013

Vitamina D y enfermedades autoinmunes

La historia de la medicina está colmada de héroes, personas que con valentía y esfuerzo lograron llevar adelante sus convicciones en beneficio de los demás.

El Dr Cicero Galli Coimbra, médico neurólogo, Profesor de la Universidad de Medicina de San Pablo, Brasil, es uno de ellos. Hace más de una década, buscando una solución terapéutica para sus pacientes con Esclerosis Múltiple, realizó el siguiente razonamiento:

“Desde hace años existen estudios científicos que demuestran que las personas con Esclerosis Múltiple tienen déficit de Vitamina D. Sabemos que la Vitamina D en altas dosis regula el sistema inmune. Entonces: EUREKA! Vamos a ayudarlos con altas dosis de Vitamina D”. 

A más de 10 años de éste lógico y científico razonamiento, ya son más de 4000 las personas con diferentes enfermedades autoinmunes (más allá de la Esclerosis Múltiple) y no autoinmunes que se han beneficiado con este tratamiento.

La principal fuente de Vitamina D es la adecuada y consciente exposición solar de nuestra piel, sistema perfectamente diseñado por nuestra naturaleza durante millones de años de evolución. El déficit de la misma es una problemática mundial, resulta lógico pensar que el aumento en la prevalencia de enfermedades autoinmunes esté relacionado, entre otras cosas, al estilo de vida urbano que hemos adoptado, lejos de nuestro querido Sol.

Compartimos con Uds información sobre el Protocolo de Vitamina D del Dr Cicero:



http://vitaminadporumaoutraterapia.wordpress.com/faq/

Médicos que practican el Protocolo:
http://vitaminadporumaoutraterapia.wordpress.com/contatos-de-medicos/

Dr. Eduardo Frischling