lunes, 13 de mayo de 2013

¡Susurrar todos juntos!

Me pregunto cuál es la razón por la cual no adquirimos la certeza que es mejor y más fácil vivir en un clima universalmente fraterno, de iguales en unidad y procurando lo mejor para el otro, en lugar de seguir persiguiendo la ilusión vacía de la salvación del individuo.

¿De qué nos vale tener más si tenemos que estar encerrados en una jaula de cristal? ¿Por qué sostenemos la mentira si sabemos que nos está matando lentamente? ¿Por qué competimos salvajemente si lo que deseamos es colaborar amorosamente?

¿Por qué una agricultura que envenena la tierra cuando podemos producir y regenerarla al mismo tiempo para que sea más prospera, más bella y más acogedora cada vez? ¿Por qué una máquina en lugar de dos o tres trabajadores felices?

¿Por qué un alimento refinado si podemos optar por uno integral? ¿Por qué tragar de prisa si podemos saborear lentamente? ¿Por qué pagar por una droga que nos enferma si podemos sembrar las plantas que cuidan nuestra salud?

¿Por qué “progreso” está asociado a aquello que nos daña? ¿Por qué volar una montaña si nos llena de plenitud adorarla? ¿Por qué trabajar diez horas si es más importante ver la puesta de sol y visitar a nuestros amigos? ¿Por qué “hacer” cuando es mejor el fruto del “no hacer”?

¿Por qué destacar nuestras diferencias si podemos celebrarlas y enriquecernos de ellas? ¿Por qué no comenzar por lo que nos hace vibrar con los mismos sueños?

¿Por qué gritar nuestro sufrimiento y perder la voz si podemos hacernos oír susurrando todos juntos?

Te invito a que susurremos juntos, con serena intensidad desde el corazón, para que surja esa raza que vive en nuestro interior y que no le teme a nuestra mejor versión, que acepta la utopía como única alternativa porque sabe que somos capaces, que tenemos el conocimiento y las ganas; que llega la hora de dejar de luchar para sostener lo que no es propio de nuestra naturaleza y en su lugar elegimos descansar y permitir que amanezca lo que es genuino en todos y cada uno. ¡Cómo en el video que compartimos a continuación!


¡Universos de Bendiciones para que expresemos nuestra existencia desde el corazón! 


Pablo de la Iglesia


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: