sábado, 16 de febrero de 2013

La otra verdad de los lácteos según varios famosos

Artículo tomado del blog de Pablito Martín


:: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación consciente y con el tema que les prometí la semana pasada. Me gustaría repetir la pregunta que causó tantas controversias en los medios de comunicación: "Para muchos consumir leche asiduamente es saludable, en cambio para otros esto no es así. ¿Vos de qué lado estás?" Gracias Matías Martin…

:: Datos científicos sobre los daños que ocasiona el consumo de lácteos los dimos en la nota titulada “La otra verdad de los lácteos”, por eso si no la leiste, sugiero que lo hagas ahora mismo: http://espiritualidaddiaria.infobae.com/la-otra-verdad-de-los-lacteos-que-nadie-nos-cuenta-2/

:: Hoy me gustaría preguntarles a algunos famosos qué opinan sobre el consumo de leche y sus derivados. Por eso me voy al canal Crónica TV y la espero a Anabela Ascar que termine con su programa “Hechos y protagonistas” para preguntarle si consume lácteos.

Anabela Ascar: por ahora consumo queso, pero muy poco, ¡porque me encanta la provoleta!
De vez en cuando un yogurt, pero casi nada.
PM: ¿Intentaste dejar los lácteos?
AA: En realidad intente ser vegana, pero todavía no lo logro porque tengo hambre, je je je.
PM: ¿Consumís leche vacuna?
AA: No, solamente leches vegetales.
PM: ¿Notaste algún cambio cuando dejaste la leche vacuna?
AA: No note ningún cambio, aunque siento que las leches vegetales son inmensamente más livianas que los lácteos.
PM: ¿Hace cuánto que no consumís más leche?
AA: Hace unos meses, pero no soy muy estricta. Si tengo ganas de tomarme un yogurt, me lo tomo. Aunque el yogurt no es una tentación para mí, podría vivir igual sin probarlos.
PM: ¿Por qué no la tomas más?
AA: En realidad soy "cheese friendly", ¡me gustan mucho los quesos !. Nunca extrañe las carnes, pero los quesos sí, por eso todavía no he podido dejarlos. No hay nada más rico que picotear unos quesos con nueces, almendras y castañas de caju!... Pero sé que lo ideal es el veganismo.
---

:: Lo bueno de la vida, es que el universo te presenta diferentes hermanos del alma. Y uno de ellos es Pablo de la Iglesia. En el año 1992, cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple, enfermedad que lo había paralizado y dejado con un sinnúmero de afecciones invalidantes, dejó sus estudios de derecho y comercio exterior para dedicarse a la investigación de métodos de salud naturales. Creo que su testimonio es valioso. Pablo de la Iglesia no consume leche de vaca, pero de vez en cuando algún queso orgánico.

PDLI: En las pizzas trato de reemplazar la mozzarella por el requesón, o una ricota emulsionada con un aceite de girasol orgánico; esto aporta mucho azufre y es una de las recetas recomendadas por la doctora Kousmine. Es casi el único lácteo que entra en nuestra casa.
PM: Pero según nuestros padres la leche de vaca es sinónimo de salud. ¿Qué pasó?
PDLI: No es la misma la calidad de la leche que consumían nuestros abuelos, que, a pesar de ser leche y tener sus inconvenientes, era un producto que no estaba producido con vaquitas hacinadas y con hormonas. La ingesta de la leche actual tiene consecuencias que han sido comprobadas muchas veces.
PM: ¿De qué consecuencias hablás?
PDLI: Hoy consumir mucha leche te predispone a padecer cáncer de próstata, mama, ovarios (todos los cánceres que dependen de determinados patrones hormonales dañinos). También a enfermedades alérgicas, respiratorias (como el asma) o autoinmunes. Por eso se dice que muchas de las enfermedades que hoy padecemos se pueden prevenir o curar simplemente dejando los lácteos. Con disminuir su consumo a cantidades mínimas, la mayoría de las enfermedades respiratorias y alérgicas disminuyen.
PM: ¿Por qué varias mujeres que consumieron grandes cantidades de leche vacuna tienen osteoporosis?
PDLI: Porque el consumo elevado de lácteos provoca la osteoporosis. Por un lado hay que analizar el incremento del consumo de lácteos de los últimos cien años y el de la osteoporosis. Ahí encontramos el primer indicador de que algo no funciona bien. Por otro, es real que los lácteos tienen mucho calcio, pero también contienen grandes cantidades de proteína y el exceso de proteína tiende a acidificar la sangre, lo que genera mayor impedimento para asimilar el calcio. Uno puede consumir mucho calcio, pero si tiene carencia de otros nutrientes, como por ejemplo magnesio, boro, ácidos grasos omega 3 o vitamina D, no se asimila bien en el organismo.
PM: ¿Y qué pasa?, ¿se pierde?
PDLI: No, algo peor: se termina asimilando en las articulaciones (codo, rodilla, etc.), en los tejidos del cuerpo, como pueden ser las arterias (arterioesclerosis: endurecimiento de las arterias), y se le echa la culpa al colesterol. Pero no nos olvidemos de que el proceso ateromatoso se forma también con el exceso de calcio, también con el aumento del consumo de azúcar blanco, hecho que resaltó Linus Pauling (químico estadounidense que recibió el premio Nobel de Química y de la Paz) a mediados del Siglo XX. Es decir, hay que comenzar a tener una visión integral de lo que es la salud.
PM: Pero la gente me dice: “Si no tomo lácteos, ¿de dónde saco el calcio?”.
PDLI: El calcio lo tenemos comiendo ensaladas verdes, en las legumbres, las almendras, las nueces, el sésamo, etc. Pero también hay que tener en cuenta que, en el caso de una alimentación que tiende a ser vegetariana o, por lo menos, es muy rica en vegetales, semillas, legumbres, etc., al no ser excesiva en proteínas, ese calcio que estamos incorporando, que puede ser incluso menos, no va a ser eliminado.
PM: ¿Por qué?
PDLI: Porque, cuando consumimos mucha carne, alimentos refinados, medicamentos como la aspirina u otros, se acidifica la sangre, y al acidificarse la sangre este tejido necesita sacar calcio de algún lado para equilibrar su PH y volver a su alcalinidad.
PM: ¿Y de dónde saca ese calcio?
PDLI: De los huesos.
PM: ¿Qué opinás del queso de cabra?
PDLI: Es una opción más saludable por una sencilla razón. Son animales criados de otra manera: tienen mayor cantidad de pastoreo, caminan más. Se trata de producciones orgánicas o que tienden a ser orgánicas; son empresas más chicas que cuidan la calidad de sus animales.

Nota de PDLI: ha pasado un tiempo desde este reportaje y en el último año he comido tan solo una pizza, siendo esa la única ración de lácteos en todo este tiempo; también he eliminado las harinas  prácticamente, las cuales apenas las he probado en forma integral. No digo nunca más; la desintoxicación ha sido tan intensa, y aquella pizza tan rica, que seguramente repetiré en algún momento, pero la adicción hacia las harinas desapareció (al respecto recomiendo este artículo: http://www.poreldespertar.net/2013/01/trigo-ese-veneno-cotidiano.html)
---

:: Pero, si todavía no te cerró mucho el tema, me gustaría compartir el testimonio del actor y y músico Nicolás Pauls. Te cuento que hace más de veinte años que no consume leche vacuna y hace aproximadamente diez que no ingiere ningún lácteo:

PM: ¿Tu señora [Sofía] consume lácteos?
NP: Durante toda la lactancia de Olivia [su primera hija] dejó totalmente los lácteos. Igualmente, ahora, algo de queso consume.
PM: ¿Y tus hijos?
NP: Nunca tomaron leche de vaca ni de fórmula. En algún momento teníamos una leche que se llama Isomil [fórmula no láctea a base de aislado de proteína de soja con hierro], pero nunca la necesitamos. En realidad, siempre les dimos leche de almendras. Quizás Olivia algo de queso come, pero los lácteos no forman parte de nuestra vida.
PM: ¿Qué te decía la médica de tus hijos?
NP: La médica de mis hijos es la médica de la familia y, sin saber que nosotros éramos vegetarianos, nos dijo: “Nada de lácteos, de ninguna manera”.
PM: ¿Sofía tuvo alguna carencia de nutrientes durante los embarazos?
NP: No. Es más, estuvo mejor que nunca y mis hijos nacieron sanos.
PM: ¿Hasta qué edad les dio la teta a tus hijos?
NP: Ambos se fueron alejando de la teta alrededor del año y medio. Siempre fue decisión de ellos. Nosotros nos dábamos cuenta de que no querían teta y les complementábamos su alimentación con leches vegetales.
PM: Si tuvieses que comparar a nivel enfermedades a tus hijos, que no consumieron leche vacuna ni de fórmula, con otros que sí lo hicieron, ¿qué me podrías decir?
NP: Primero, rara vez Olivia tuvo moco, y hablo de Olivia porque tiene seis años, contra el año y medio de León. Si estuvo con mocos, esa mucosidad fue totalmente distinta a la de los chicos que consumen leche de vaca. Además, recuerdo que el aroma del vómito de la prima de Olivia, que tiene la misma edad, a quien lamentablemente le dieron leche vacuna, era superácido, espantoso… ¡El de Olivia, nada que ver!
PM: ¿Y vos te enfermás asiduamente?
NP: No, creo que tuve tres o cuatro veces fiebre en los últimos veinte años. Y causalmente en esos momentos estaba pasando por muchas revoluciones emocionales en mi vida… Pero la verdad es que tengo una vida muy saludable.
---

:: Como para ir terminando estas entrevistas les quiero presentar una amiga que me regaló el universo este año. Todos la conocen porque es “La locutora”. Su vos atrapó a millones de argentinos y hoy sus palabras te dejará con la boca abierta. Por eso me gustaría preguntarte Daisy May Queen ¿Por qué dejaste de consumir lácteos?
Daisy May Queen: Por el mismo motivo que dejé de consumir carne. Por el maltrato animal. Hasta que no podamos solucionar el problema humano que tenemos, como ser la violencia de género, va a ser muy difícil reparar el maltrato animal. Me parece una buena forma de pacificar la sociedad que también deje de ingerir lácteos porque provocan en nuestras hermanas las vacas y en sus terneritos algo realmente aberrante. Como por ejemplo, las ubres se les infectan, están todo el día encerradas, le sustraen a su hijo, ese ternerito sufre el despegue de su madre y luego se transforma en el asado de muchos argentinos, y así muchas situaciones dolorosas.

PM: Pero varios dicen que como el animal no piensa, no pasa nada.
DMQ: No. Los animales sienten. Sienten tanto como las personas. Es verdad que no piensan, pero que no piensen, no significa que no sientan.
PM: ¿Realmente necesitaremos la leche después del destete?
DMQ: Mirá, somos el único mamífero que sigue tomando leche después del destete y de otro ser vivo. Y me parece que no está bueno, no nos hace bien. Te digo una frase que digo siempre, aunque suene escatológico: “muy por el contrario de lo que te dice la tv, cuando dejé de tomar lácteos empecé a ir con regularidad al baño”.
PM: ¿Y qué otro cambio notaste?
DMQ: Me cambió la piel, la tengo más fresca, más hidratada, me siento con más energía, menos pesada, me cambió la vida dejar los lácteos.
PM: ¿Hace cuánto que los dejaste?
DMQ: Hace 7 meses. Y te puedo asegurar que es un gran cambio en el cuerpo. Al igual que cuando dejé la carne. Dejar los lácteos es mucho más fuerte que dejar la carne.
PM: ¿Qué le recomendás a alguien que no puede dejar de tomar leche?
DMQ: Yo era de esas personas que no podía dejar el queso, pero cuando probé el queso de almendras dije, “¡qué rico, no me puedo perder esto!”.
PM: Pudiste superar esa adicción que producen los lácteos?
DMQ: Sí. Es como todas las adicciones. Dejé de pensar en el placer que me provocaba comer determinadas cosas como para pensar en la energía que me provoca comer otras, y las consecuencias en mi cuerpo tiempo después. Si ya todos están relacionando los lácteos con el cáncer, me parece que es el momento de dejar el placer efímero para buscar algo que se sustente en el tiempo en nuestro cuerpo.
PM: Pero varios especialistas afirman que le mejor calcio está en los lácteos, ¿de dónde obtenés el calcio que tu organismo necesita?
DMQ: El calcio está en todos los vegetales, en todas las comidas que comemos los veganos, no está en la leche solamente. Pero además, el calcio que puede tener la leche envasada de hoy en día es nulo. Se hierve, luego se congela, después se hierve nuevamente y se le agregan químicos. ¿Dónde está el calcio natural? Lo importante es tener una alimentación saludable y equilibrada.
PM: ¿Cuál es tu leche vegetal favorita?
DMQ: La de almendras. Te paso la receta:

:: Leche vegetal de almendras

INGREDIENTES:
- Almendras activadas por 12 hs: 100 grs
- Agua filtrada: 750 cc
- Esencia de vainilla: 1 cta

PROCEDIMIENTO:
- Licuar las almendras con el agua. Luego colarlas bien.
- Con el residuo podés hacer un queso.

:: Queso de almendras

INGREDIENTES:
- Residuos de la leche de almendras: todo
- Aceite de oliva: 50 cc
- Sal y pimienta: C/N
- Hierbas secas: 2 ctas

PROCEDIMIENTO:
- Procesá todo muy bien y listo.

:: Espero que se siga difundiendo esta información así cada uno la puede analizar y decidir qué hará con su alimentación y la de sus hijos. Sigan proponiendo temas en www.facebook.com/pablitococina para la próxima semana. Recuerden que pueden encontrar varias recetas con mucho calcio en mis libros “Con probar no perdés nada” y “Detrás de los alimentos”. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hasta la próxima!

Pablito Martín / Chef – Periodista