jueves, 29 de noviembre de 2012

Novedoso proyecto para plantar frutales en lugares públicos

El 28 de Noviembre de 2012 un grupo de jóvenes con espíritu emprendedor y compromiso social presentó en Necochea un proyecto que, en una sociedad donde lo que no abunda es el sentido común, suena re-Evolucionario. Desde la Universidad Por El Despertar queremos contribuir con la difusión de estas iniciativas para que se multipliquen y podamos dar pasos consistentes hacia la creación de núcleos urbanos sustentables.
Compartimos un artículo tal como fue publicado en www.ecosdiariosweb.com.ar
Emprendedores necochenses que promueven esta saludable iniciativa
En la tarde de ayer, en el Auditórium del Centro Cultural de Necochea, fue presentado el Proyecto Necochea Ciudad Frutal y se contó con la disertación del licenciado en Nutrición, Gino Giancaterino.

Esta iniciativa es promovida por un grupo de vecinos que, en busca de recuperar el arbolado urbano de nuestra localidad, ha desarrollado esta novedosa iniciativa, consistente en la plantación de especies frutales en la vía pública.

El de ayer fue el primer encuentro y se contó con la presencia de Giancaterino quien en su alocución destacó “la importancia de una alimentación saludable y los beneficios de consumir frutas, que es la clave del Proyecto Ciudad Frutal”.

Se encontraban presentes algunos de los integrantes del grupo que promueve este proyecto y Eugenia Podlesny comentó que “en una charla de amigos nos preguntamos porqué los árboles que están en las calles no nos proveen algo más que sombra y los beneficios que de por sí tiene un árbol y así nació el proyecto”.

Además, considerando la desigualdad de dieta y que hay personas que no tienen acceso a determinadas frutas “pensamos que los árboles deberían darnos un fruto para poder alimentarnos”, señaló Geremías Brichetti, otro de los integrantes del grupo.

Desarrollo local

Una vez que se plantearon los objetivos, comenzaron a averiguar y “otras personas ya habían tenido la misma idea y encontramos en el país ya la habían desarrollado y tenía como nombre “Ciudad Frutal”, dijo Podlesny.

Recibieron asesoramiento de Ariel Rodríguez Bosio, que es padrino del proyecto, quien les dio las bases para desarrollarlo localmente.

La iniciativa apunta a recuperar los 10.000 ejemplares que faltan en el arbolado urbano “según una ordenanza de 2003 no se estipula a los frutales como arbolado de línea y nos propusimos producirlos desde el vivero municipal”, destacó Eugenia.

Tienen conocimiento de la existencia de una gran variedad de árboles, sobre todo de frutos secos, en la vía pública y esto los alienta a seguir “porque están cuidados y hay gente que sabe como hacer el secado”, dijo Podlesny.

Por su parte, Maximiliano Fantasía comentó que “somos alrededor de ocho personas que nos reunimos a debatir acerca del proyecto pero se van sumando más, sobre todo muchos nos dan el voto positivo a través del Facebook”.

Mientras que Juan García indicó que “buscando que los árboles den algo más, nos pareció que un frutal era lo más indicado y terminó en este proyecto, estamos en un punto de inflexión hasta que plantemos por todos lados”.

Fomentar el libre consumo

El licenciado en Nutrición, Gino Giancaterino brindó una serie de consejos, sus conceptos fueron acompañados por una presentación en Power Point y puso de manifiesto que “con Ciudad Frutal se busca reforestar la ciudad, que las nueces, almendras, naranjas, mandarinas, manzanas, todo lo que se pueda dar en esta zona sea de libre consumo”.

Para puntualizar que “es una iniciativa muy buena desde el punto de vista de seguridad alimentaria”.

Destacó Giancaterino que el requerimiento diario de vitamina C es de 90 mg, “100 gramos de naranja aporta 50 mg y se recomienda consumir dos o tres frutas por día, allí radica la importancia de este proyecto”.

Otro de los promotores de esta saludable idea, Germán Jensen expresó que “una vez que ayudemos a la gente a tomar la decisión de poner frutales en su vereda, a los que todos tendremos acceso, los seguiremos acompañando para asesorarlos y capacitarlos con personal especializado”.

Para que no sea solo la idea de plantar un frutal, “Ciudad Frutal” contempla brindar consejos acerca del cuidado, la recolección de la fruta y las diversas formas de consumirla.

-
¡Realmente maravilloso!, ¿verdad? Con las necesidades actuales de promover programas de reforestación en los núcleos urbanos, vale la pena imaginar lo que representa esta oportunidad. Veredas, parques y plazas con abundantes frutales. Me animo a soñar con huertas comunitarias de gestión social, orgánicas y ajardinadas viendo como crecen las lechugas entre las margaritas y los copetes. ¡Belleza, salud, bienestar y cuidado del medio ambiente.

Puedes visitar el sitio Ciudad Frutal donde el activista Ariel Rodríguez Bosio expone el proyecto que inspiró esta iniciativa en Necochea y buscar el estímulo para aportar tu árbol comestible en la puerta de tu casa o donde haya oportunidad de plantarlo.

¡Universos de Bendiciones para que prosperen las ciudades frutales!
Pablo de la Iglesia


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: