miércoles, 4 de enero de 2012

¿Que es la permacultura?

La intención inicial del creador de la permacultura, el australiano Bill Mollison, fue dotar a grupos con escasos medios económicos de ideas y técnicas para el autoabastecimiento y la independización de los sistemas de producción industrializados.

Tomando como campo de experimentación pequeñas granjas con árboles, casa, cultivos, animales y estanques, sin sofisticadas tecnologías y utilizando los conocimientos sobre la naturaleza, se desarrolló un sistema de producción que ha traspasado fronteras hasta convertirse en un movimiento alternativo, descentralizado y autárquico que se practica en todos los continentes bajo diferentes climatologías y condiciones sociales. Para acercarnos mejor a la definición de permacultura la compararemos con otros dos sistemas de cultivo que se acercan y se diferencian.

La agricultura ecológica se define como un conjunto de técnicas que no utiliza productos químicos de síntesis y favorece y fomenta la biodiversidad y la salud del suelo y de los seres que la habitan.

La agricultura biodinámica va más allá utilizando las técnicas de la agricultura ecológica de una forma más sutil e integrada y considerando la interrelación de la tierra, las plantas, los animales, los seres humanos y el cosmos.

La permacultura es un sistema holistico que se autorregula por la propia dinámica de los sistemas con la mínima intervención, donde la inteligencia humana dirige y reproduce un microcosmos donde todo funciona por sí mismo. Se ayuda a la naturaleza, siguiendo sus pautas y ritmos liberándonos de la pesada carga de la intervención continua.

Los seres humanos hemos alterado los sistemas naturales creando un desequilibrio al separar las diferentes elementos para sobreexplotarlos por separado.

Esta falta de interacción entre los direntes sistemas productivos resta energía.

La sinergia creada entre los diferentes elementos de cualquier sistema tanto natural como situacional suma energías.

La función de la permacultura es crear el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo, del que se benefician y enriquecen todos los componentes del sistema. Esta misma premisa es utilizado por los actuales sistemas tanto sociales como de producción industrial, pero la diferencia básica es que en estos solo se beneficia un elemento y el resto es sobreexplotado, contaminado o destruido.

Aunque la permacultura tiene sus raíces en sistemas de producción agrícolas, forestales y ganaderas puede aplicarse a todos los aspectos de la vida. Cada elemento persona o función cumple su cometido y a la vez favorece y complementa al resto, redundando en su propio beneficio, formando un circulo cerrado donde la energía inherente a cualquier acción, asociación u organismo se reparte entre sus diferente elementos creando bienestar común.

Una anécdota que ejemplifica la permacultura en las situaciones humanas la cuenta una persona que visita el cielo y el infierno y luego describe lo que vio en ambos.

En el infierno había un banquete donde las personas sentadas a la mesa intentaban comer cada una de su plato con unas cucharas de metro y medio, todos estaban ansiosos por comer pero no lo conseguían y estaban tristes e infelices.

En el cielo había un banquete donde las personas sentadas a la mesa comían con cucharas de metro y medio dándose de comer unos a otros y estaban risueños y felices.

Fuente: www.agricultura-ecologica.com


¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti!

Pablo de la Iglesia


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: